Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental
*
*
*
 
 
 
 
 





 
 
 
 
 
por quÉ colegiarse 

La inscripción en el Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Occidental es obligatoria para toda persona profesional de la Psicología, y ello con independencia de que ésta se realice para empresas privadas o entidades públicas.

Dicha obligatoriedad viene impuesta por Ley de Colegios Profesionales del año 1.974, modificada por Ley 7/1997, de 14 de Abril, de medidas liberalizadoras en materia de suelo y Colegios Profesionales, (BOE 15/6/1996), que vino a establecer que el ejercicio de una profesión colegiada exigía la previa incorporación al colegio profesional correspondiente. Aparece regulada en el capítulo II, artículo 5, apartado Tres, de la ley 7/1.997, el cual establece que: "Es requisito indispensable para el ejercicio de las profesiones colegiadas hallarse incorporado al Colegio correspondiente. Cuando una profesión se organice por Colegios Territoriales, bastará la incorporación a un solo de ellos, que será el del domicilio profesional único o principal, para ejercer en todo el territorio del Estado."

Esta obligación ha sido mantenida y reforzada con la Ley de Colegios Profesionales de Andalucía, nº 10/2003, de 6 noviembre (BOJA 25 noviembre 2003, núm. 227/2003), que la ha configurado en los siguientes términos, otorgando además a los Colegios profesionales la facultad de verificar esta obligación:

Artículo 3. Ejercicio de las profesiones colegiadas.
3. De conformidad con lo establecido por Ley 2/1974, de 13 de febrero, sobre Colegios Profesionales, art. 3,2: "Es requisito indispensable para el ejercicio de las profesiones colegiadas hallarse incorporado al Colegio correspondiente. Cuando una profesión se organice por Colegios Territoriales, bastará la incorporación a uno solo de ellos, que será el del domicilio profesional único o principal, para ejercer en todo el territorio del Estado, sin que pueda exigirse por los Colegios en cuyo ámbito territorial no radique dicho domicilio habilitación alguna ni el pago de contraprestaciones económicas distintas de aquéllas que exijan habitualmente a sus colegiados por la prestación de los servicios de los que sean beneficiarios y que no se encuentren cubiertos por la cuota colegial. Lo anterior se entiende sin perjuicio de que los Estatutos Generales o, en su caso, los autonómicos puedan establecer la obligación de los profesionales que ejerzan en un territorio diferente al de colegiación de comunicar a los Colegios distintos a los de su inscripción la actuación en su ámbito territorial. Cuando los Colegios estén organizados territorialmente atendiendo a la exigencia necesaria del deber de residencia para la prestación de los servicios, la colegiación habilitará solamente para ejercer en el ámbito territorial que corresponda."

Esta es una obligación legal que no admite excepciones, por lo que debe ser cumplida cualquiera que sea la forma en que se ejerza la profesión de la Psicología. Es más, debe resaltarse que, si bien la ya citada Ley de Colegios Profesionales de Andalucía estableció una excepción para los profesionales que trabajasen exclusivamente para la Administración como personal funcionario, estatutario o laboral cuando desarrollasen esta actividad por cuenta de aquéllas, han sido los Tribunales los que han venido a declarar inconstitucional esta excepción, eliminándola y extendiendo por tanto la obligación a todos los que ejercen la psicología aun cuando lo hagan exclusivamente al servicio de una Administración.

Fue la sentencia del Tribunal Constitucional 3/2013 de 17 de enero de 2013 la primera que determinó que esta excepción de la Ley andaluza era inconstitucional y por tanto nula y ha sido seguida por la del mismo Tribunal de 14 de marzo de 2013 y otras posteriores (por ejemplo, la de 28 de febrero de 2013, recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Extremadura de colegios y consejos profesionales y otra de la misma fecha, en recurso de inconstitucionalidad contra la Ley del Principado de Asturias.

En consecuencia y especialmente una vez declarado nula esa excepción, puede decirse que la colegiación resulta obligatoria para cuantos ejercen la actividad profesional de la Psicología, bajo cualquier fórmula y ya sea por cuenta propia o en exclusiva para cualquier entidad, pública o privada.

También la Ley 43/1979, de 31 de Diciembre, sobre creación del Colegio Oficial de Psicólogos, de conformidad con la regulación de la Ley de Colegios Profesionales, establecía en su artículo segundo, párrafo segundo, en relación a la incorporación de los Psicólogos al COP que: "Esta integración será obligatoria para el ejercicio de la profesión de psicólogo". Además, el Decreto 164/2001 de 3 de julio de la Consejería de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, acordó la creación del Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental, señalando su disposición cuarta, la necesidad de que se elaboraran y aprobaran los Estatutos por los que haya de regirse. En su cumplimiento, la Junta General de este Colegio ha aprobado un texto estatutario que recoge esta obligación en su artículo 6, texto que como consecuencia de la necesidad de su adaptación a distintas normas, ha tenido diversas versiones pero manteniendo siempre la necesidad de colegiación, texto estatutario que ha sido aprobado por Orden de 13 de noviembre de 2012 de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía (BOJA nº237 de 4/12/2012).

 

 
     
         
*
*
*
subir ^ 

C/ Espinosa y Cárcel, 17, Acc. C. 41005, Sevilla. Contacte con su Delegación.
Correo-e Administración: servicioscentrales@copao.es | Correo-e Formación: formacion@copao.es

 
*
*
21388 visitas | 113 usuarios/as conectados/as | cargado en seg.
* * * * *