Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Occidental
*
*
*
 
 
 
 
 





 
 
 
 
 
 
Noticias    
Sesión informativa del nuevo grupo de trabajo Psicología y Psicosomática de la Delegación de Sevilla

La responsable del nuevo Grupo de Trabajo "Psicología y Psicosomática" de la Delegación de Sevilla del COP Andalucía Occidental, la psicóloga habilitada sanitaria Esther Rodríguez, ha elaborado un artículo tras la sesión informativa que ha celebrado dicho grupo para dar a conocer sus objetivos y visibilizar la psicosomática:


grupo_psicosomática

"El SER de la Psicosomática no es lo mismo que el HACER de la Psicosomática"

Ante una molestia física, lo primero que solemos pensar es que tenemos alguna enfermedad, sin embargo, a veces no es así. Mente y cuerpo se encuentran indisolublemente ligados. ¿Por qué nos cuesta tanto escuchar qué nos estará diciendo nuestro cuerpo cuando tenemos una dolencia física? ¿Por qué se quejará el cuerpo? ¿Quizás tenga algo que solucionar? 

El "SER Psicosomático", introducido por Heinroth a principios del siglo XIX, lleva consigo multitud de controversia de orden lingüístico y filosófico. Sin embargo, lo indiscutible del término es la existencia de dos entidades («psique» y «soma»), de alguna manera relacionadas entre sí.

Mente y cuerpo se encuentran indisolublemente ligados. Los hechos psíquicos repercuten en el cuerpo fisiológico del mismo modo que los hechos somáticos tienen efectos en la mente. Es decir, del mismo modo que las enfermedades físicas influyen en nuestro estado de ánimo y nos provocan temor, miedo o preocupación, muchos problemas psicológicos provocan síntomas físicos.

Por lo general, se tiende a pensar que las enfermedades psicológicas sólo causan tristeza, llanto, sentimientos de inferioridad y otros síntomas que no tienen que ver con el cuerpo, sin embargo, esta idea es errónea. Nuestros emociones influyen en nuestro cuerpo, al igual que éste influye en nuestras emociones. Es decir, son aquellos conflictos emocionales no resueltos o no verbalizados en los que el cuerpo comienza a ‘hablar'.

El significado de la Psicosomatología se refiere a que, en todo tipo de enfermedad, la constitución psíquica de la persona juega un papel importante. Un proceso de enfermedad, como podría ser un resfriado, sólo tiene una oportunidad cuando el sistema inmunológico se ha debilitado, por ejemplo, por causa del estrés. Y la causa del estrés puede ser tanto una sobrecarga de trabajo como la existencia de conflictos psíquicos.

En este sentido, toda enfermedad es multifactorial, es decir, está condicionada por varios factores: por una parte, siempre por la situación psíquica de la persona y, por otra, por los virus, la mala nutrición, la carga del entorno, factores hereditarios, etc.

Las enfermedades psicosomáticas son muy frecuentes, casi un 12% de la población europea las sufre y, se conoce que una cuarta parte de las personas que acuden a su Médico de Atención Primaria presentan este tipo de síntomas o enfermedades: dolor de espalda, mareos, vértigos, náuseas, palpitaciones, taquicardia, hipertensión, asma, hiper/hipo-tiroidismo, úlceras de estómago, síndrome del intestino irritable, cefaleas, etc.

Nadie está a salvo de estas enfermedades, hay cientos de causas que las originan. Según la neuróloga O'Sullivan, los casos muy extremos, como los ataques o las parálisis, suelen nacer de traumas psicológicos severos y los menos graves pueden surgir de la acumulación de problemas a nivel emocional que los pacientes no saben gestionar.

El "HACER Psicosomático" tiene como eje el abordaje multidisciplinario contemplando los elementos "orgánicos" por médicos generalistas o especialistas según corresponda, y un abordaje psicoterapeutico por psicólogos, siguiendo un enfoque Bio-Psico-Social (Engel, 1977) o tal como amplia la Sociedad Andaluza de Medicina Psicosomática (SAMP), a través del Paradigma Bio-Psico-Socio-Eco-Espiritual, incluyendo al enfoque propuesto por Engel,  lo ecológico (el confort de la persona) y espiritual (su propia libertad de decisión).

El principal  objetivo terapéutico del Psicólogo es que el paciente pueda entender como la mente afecta al cuerpo. Para después trabajar en el tratamiento de la patología a través de la reducción de los estados de ansiedad y depresión que pudieran estar asociados al malestar físico, ayudar al paciente a gestionar sus emociones y afrontar los síntomas físicos que padezca. 

A través de este abordaje Psicosomático, es posible mejorar la calidad de vida de las personas que padecen enfermedades psicosomáticas entendiendo de dónde provienen las molestias físicas que sufren y cambiando aquello que las provocan: estrés, autoexigencias elevadas, estilos de vida, etc.


28/01/2019
 
   
 
Volver  
     
         
*
*
*
subir ^ 

C/ Espinosa y Cárcel, 17, Acc. C. 41005, Sevilla. Contacte con su Delegación.
Correo-e Administración: servicioscentrales@copao.es | Correo-e Formación: formacion@copao.es

 
*
*
658291 visitas | 98 usuarios/as conectados/as | cargado en seg.
* * * * *